¿Qué será del Barça de Valverde en lo que regresa el carísimo Dembélé?

El verano fue una auténtica tragedia para los culés, no hay otra forma de decirlo. La entidad catalana vio pasar frente a ellos la salida de Neymar de la filas del club, vio pasar los días sufriendo una angustia -se queda, se va- y luego de la salida del brasileño… no llegaba nadie para reforzar el equipo.

Finalmente, se dio la llegada de Ousmane Dembélé, un jugador de tan solo 20 años que apunta a ser una de las grandes figuras con la selección francesa y ahora con el Barcelona, del futbol mundial. Su arranque dio esperanza a los culés, le bastaron unos 20 minutos para poner su primer asistencia en un partido contra el Espanyol, luego de eso dio un muy buen partido contra la Juventus en la Champiosn League y en su tercer partido (frente al Getafe) se rompió y tuvo que salir de cambio.

Pasaron las horas , llegó el diagnóstico y sí: era el peor. El jóven crack, que costó 150 millones de euros, se había roto el tendón del bíceps femoral del muslo izquierdo y su baja se estima que vaya de 3 a 4 meses, lo cual en el mundo del futbol es una eternidad. De hecho es prácticamente la primer vuelta completa de La Liga, por lo que se perderá el primer clásico, el encuentro ante el Atlético de Madrid, el Athletic, Sevilla, entre otros complicados encuentros.

Sin embargo, contra todo pronóstico… las cosas van bien en Barcelona. Y es que aunque no se tenía mucha fe al inicio del proyecto de Valverde, los refuerzos que han llegado esta temporada han demostrado que dan el ancho.

Semedo siendo el primero de ellos. Pareciera que se ha acoplado perfecto al sistema de Valverde y para algunos ya es el heredero de Dany Alves. Paulinho ha sido otro que pareciera está dando resultados, aprovechando bien las oportunidades que se le han dado y el regreso de Deloufeu sin duda da un aire distinto a la delantera del Barça.

Ha sido un arranque muy bueno para Messi y compañía. Y quizás, lejos de ser un factor en contra, la lesión de Dembélé solo ha sido una prórroga que en enero regresará para reforzar a un equipo que va tomando forma y que de momento se mantiene firme a pesar de las múltiples pedradas que recibió en las últimas vacaciones.

A mi manera de ver las cosas, el mes de enero se perfila para ser un mes excelente para el regreso de Ousmane. Llegará justamente a media temporada, para ofrecer -una vez más- variantes a un equipo que de momento pinta completo, abrir espacios, ganar balones con su velocidad y hacerle las cosas más fáciles a los dos del frente, que si algo les sobra es el olfato goleador.

Ojo, no quiero decir que haya estado bien que se lesione. Pero si el equipo se encuentra bien para diciembre, el regreso del francés podría significar que no hace falta sacar a la cartera una vez más en esta temporada.

  • La gran incógnita es: ¿le alcanzará al Barça para seguir así en lo que regresa el camiseta número 11?
Facebook Comments

Leave a Reply